QUIÉNES SON Y CÓMO HAN LLEGADO HASTA INSECTFIT

 

¿DE DÓNDE VIENEN LOS IMPULSORES DE INSECTFIT?

Gabriel Vicedo Cornello (23), graduado en Turismo y Administración y Dirección de empresas en la Universidad de Alicante,

y Alberto Mas Gomis (26), estudiante de grado de Nutrición Humana y Dietética, a un curso de graduarse también dentro de la universidad de Alicante,son los precursores de INSECTFIT, la marca alimenticia con base en nutrientes de insectos, que pretende cambiar la mentalidad del ciudadano de a pie y marcar la diferencia en relación a alimentos saludables y grandes aportes nutricionales.

Esta pareja de amigos, conocidos desde la infancia y nacidos y criados en Crevillente, Alicante, lo han dejado todo para poder trasladarse a la ciudad de Valencia, donde luchan cada día por desarrollar y sacar a flote su idea.

¿CÓMO FUE EL IMPULSO DE ESTA IDEA?

 

INSECTFIT comenzó cuando Gabriel Vicedo, estaba leyendo el periódico y vio un artículo que decía “Insectos, la proteína del futuro”, algo que despertó en él curiosidad, llevándole a investigar sobre ello.

Pasado un tiempo, se lo comentó a sus compañeros en una barbacoa informal donde estaban todos reunidos, y como no, en primera instancia no faltó el cachondeo hacia la idea. Entre otras bromas, nombraban a Gabriel, el cucarachamán de España.

En dicha barbacoa se encontraba Alberto Mas, que como futuro nutricionista, se interesó por las posibles aportaciones nutricionales que podría poseer esta especie. Interés que ha hecho que hoy por hoy, sean el equipo perfecto de los insectos comestibles del futuro español.

¿CÓMO COMENZÓ A TOMAR FORMA INSECTFIT?

Comenzaron a trabajar juntos tras comprobar la posibilidad de presentar el proyecto a una incubadora de ideas en Valencia (Lanzadera).

Primero buscaron los beneficios y la viabilidad de la idea.

Seguidamente, realizaron un estudio de mercado para validar la idea. Por este motivo también realizaron encuestas para valorar el público objetivo. Así, descubrieron a los gimnasios como la principal fuente de financiación, siendo los herbolarios una meta más lejana a alcanzar.

Tras desarrollar el proyecto y presentarlo, tuvieron la oportunidad de hacer vida en Valencia y llevar hacia delante la idea en Lanzadera, que es una especie de coworking donde en diferentes plantas y/o incluso, en el mismo espacio, conviven personas con diferentes ideas, los cuales son compañeros de espacio, y también de debate, ayuda ¡e incluso cañas!

 

Alberto, reconoce que confió en la viabilidad de la idea desde el minuto uno teniendo por tanto, perspectiva de futuro siempre sobre la misma.

Gabriel también lo creyó y en cierto modo es lo que día tras días, hace que no dejen de moverse teniendo reuniones constantemente. Contactan con laboratorios y granjas para criar y hacer la harina de insectos, al igual que para el cultivo. Así como también, se informan constantemente sobre temas de sanidad para poder venderlas y manipularlas.

A pesar de todo ello, conocen que hasta el uno de enero no se puede comercializar ningún producto que pretenden lanzar (harina, barritas y pastas) en España debido a que existe una regulación que las prohíbe hasta ese momento.

¿ALGUNA ANÉCDOTA DURANTE EL DESARROLLO DE ESTA IDEA?

 

Tanto Alberto como Gabriel, recuerdan el día de la presentación del proyecto, cuando el jefe dijo: ahora viene lo bueno.  Y comenzaron a proponer su idea y todos los demás componentes de Lanzadera que también trabajan allí o se presentaban con otras ideas, comenzaron a mirarles con caras extrañas.

Confiesan que actualmente, aguantan muchas burlas sin maldad ya que como ellos dicen, allí son los raros de los bichos.

 

Cuentan además, que algunos componentes de la empresa que hablan con ellos sobre propuestas jocosas, como la posibilidad de realizar un jamón de grillo.

 

¿Quieres conocer más? ¡Te lo contamos todo en el siguiente artículo!

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial